Rafael Barbadillo, presidente de ASINTRA: “Las empresas carroceras juegan un papel prioritario en el sector del transporte de viajeros por carretera”

El responsable de la Federación Española Empresarial de Transporte de Viajeros, ASINTRA, cuenta con una dilatada trayectoria profesional; que recientemente ha sido distinguida con la Medalla al Mérito del Transporte Terrestre por el Ministerio de Fomento. En esta entrevista concedida a nuestro blog, Barbadillo expone los principales retos a los que se enfrenta el sector y cómo las carroceras pueden contribuir a modelar el futuro del mismo

Rafael Barbadillo - Asintra

1.- ¿Cuántas empresas forman parte de la entidad que presides y qué objetivos se persiguen?

ASINTRA representa a todas las especialidades del transporte de viajeros por carretera -regular, discrecional y urbano-, independientemente del tamaño y ubicación de la empresa, así como a todas sus actividades complementarias, como las estaciones de autobuses. La conforman 24 organizaciones federadas y empresas de afiliación directa, con un total de cerca de 2.000 empresas, con un parque que supera las 20.000 unidades, dando empleo directo a alrededor de 40.000 trabajadores.

A través de la Federación, se pueden tratar colectivamente todos aquellos aspectos que las empresas no pueden resolver individualmente, propiciando la colaboración, cooperación e intercambio entre ellas y actuando como punto de encuentro y resolución de todas las cuestiones que afectan al sector.

2.-¿Qué cursos e iniciativas va a poner en marcha ASINTRA en los próximos meses?

El pasado mes de septiembre pusimos en marcha el Plan de Formación 2015-2016, con el que, gracias a las ayudas del Ministerio de Fomento, con una subvención total de casi 360.000 euros,podremos impartir, de forma gratuita a las empresas del sector, un total de 165 cursos hasta el próximo mes de julio de 2016.

Entre estos cursos destacan los de CAP de formación continua obligatoria; tacógrafo digital; conducción segura; evacuación y seguridad en el transporte escolar; conducción económica, ecológica y eficiente; protocolo de actuación para conductores ante un accidente de tráfico; prestación de asistencia a las personas con discapacidad o movilidad reducida; o los de primeros auxilios y seguridad en el transporte escolar y de menores, entre otros.

Por otro lado, el próximo mes de enero dará comienzo la 6ª edición del Máster en Dirección y Gestión de Empresas de Transporte de Viajeros por Carretera. Una iniciativa que ofrece a los empresarios y profesionales del transporte de viajeros una oportunidad única dentro del sector: formación para el desarrollo directivo y networking.

También, tras el éxito de la primera edición y de cara al próximo año, queremos celebrar otro Curso de Verano del Transporte, para que la iniciativa se convierta de nuevo en el lugar de encuentro y de puesta al día sobre las principales tendencias y novedades del transporte de viajeros por carretera.

3.- Recientemente, ASINTRA y FENEBÚS se unieron para constituir la Confederación Española de Transporte en Autobús, CONFEBÚS, ¿cuál es el objetivo de su creación? ¿formarán parte en el futuro de esta confederación otras asociaciones?

CONFEBÚS pretende ser el primer órgano representativo del empresariado del transporte en autobús en España, para fortalecer el sector y dotarlo de un nuevo espíritu adaptado a la actualidad y a las exigencias de nuestras empresas, con el objetivo de generar sinergias económicas y favorecer la ética empresarial.

Queremos renovar la imagen del sector, aumentar su visibilidad y dar respuesta a los grandes retos y desafíos a los que nos enfrentamos en la actualidad: defensa del sector ante las deudas de las administraciones públicas, fiscalidad del transporte, intermodalidad y movilidad sostenible (accesibilidad, eficiencia económica y el respeto al medio ambiente).

Apostamos por la movilidad sostenible y creemos necesario reorientar las acciones para exigir a las empresas, en un sector regulado, un cumplimiento escrupuloso de las normativas vigentes y la instauración de un modelo de negocio más eficiente que asegure la competitividad y la seguridad del transporte, así como la integración y la accesibilidad de todos los usuarios con los mayores estándares de calidad.

CONFEBÚS nace con vocación integradora, hablamos un único idioma, el del transporte de viajeros por carretera, por lo que la puerta está abierta a todos aquellos que quieran formar parte de este proyecto.

4.- A su juicio, ¿cuáles son los grandes retos del sector a medio y largo plazo?

Como anuncié durante la celebración de nuestra Asamblea General, celebrada el pasado mes de mayo, desde ASINTRA nos hemos propuesto un plan para los próximos 5 años, cuyo objetivo será recuperar la demanda de transporte en autobús a ritmos del 4% anual, para llegar en 2020 al 20% de incremento: el Plan 20-20. Para alcanzar este objetivo deberemos trabajar conjuntamente y apoyándonos fundamentalmente en ocho acciones: gobernanza, financiación, infraestructuras, innovación, sostenibilidad, fiscalidad, calidad e imagen.

Gobernanza. Proporcionar el marco regulatorio favorable al desarrollo de la actividad y la mejora de la coordinación en todos los niveles de la Administración, permitirá al sector realizar las inversiones necesarias a largo plazo en un entorno jurídico estable. Entre las reformas regulatorias que proponemos destaca la de habilitar una mayor apertura del mercado de larga distancia en los Estados miembros de la UE que aún no lo hayan hecho, basándose para ello en el modelo concesional español, que permite la vertebración del territorio sin coste para las Administraciones. También, será necesario reducir las cargas administrativas que soporta el sector.

La segunda área de actuación es la Financiación. Es preciso crear instrumentos de financiación adecuados para eliminar la morosidad de las Administraciones Públicas y dotar a los servicios de transporte en autobús de la necesaria estabilidad.

Infraestructuras. Es prioritario optimizar el acceso de las autoridades regionales y locales a la financiación, incluidos los fondos de la Red Transeuropea de Transporte, para la renovación y construcción de infraestructuras específicas.

Es necesario también impulsar la Innovación y el cambio tecnológico, fomentando el uso de los sistemas inteligentes de transporte en el ámbito de la información, la planificación del viaje y la venta de títulos multimodales.

Sostenibilidad. Esta premisa está basada principalmente en la sustitución de combustibles fósiles por alternativos, cuando sea económicamente viable y ecológicamente racional. Igualmente es imprescindible mejorar la eficiencia, la seguridad y la velocidad comercial, aumentando la prioridad de tráfico del transporte en autobús con el fin de reducir la congestión e incrementar el atractivo de nuestros servicios.

El sexto pilar es la Fiscalidad. Hay que revisar toda la fiscalidad que afecta al sector del transporte para establecer igualdad de condiciones entre modos.

La Calidad de Servicio es otro de los puntos que hay que trabajar. Para ello se deberá mejorar la formación del los profesionales del sector, dotándolos de las competencias y conocimientos necesarios con el fin de mejorar el servicio al cliente.

Y por último, la Imagen. Debemos ser conscientes de que la imagen del autobús no refleja la realidad del sector. Se percibe como un modo de transporte obsoleto y constituye un deber conseguir transmitir lo que verdaderamente es: un sector puntero y vanguardista.

5- ¿Qué papel desempeñan las empresas carroceras en el futuro del sector?

Las empresas carroceras juegan un papel prioritario en el futuro del transporte de viajeros por carretera. Un sector que se ha ido consolidando a lo largo de los años como una potente industria, puntera en Europa en materia de seguridad e innovación.

Han sabido afrontar las dificultades, en un entorno cada vez más complejo, adaptándose a los nuevos requerimientos del mercado y aprovechando todas las oportunidades, manteniendo así su posición de liderazgo.

Los carroceros españoles ofrecen la mayor variedad posible de soluciones técnicas de movilidad para satisfacer cualquier nivel y necesidad de demanda, cuentan con un modelo de negocio basado en flexibilidad de la oferta, el acercamiento al cliente, la competitividad, el desarrollo tecnológico y la capacidad de innovación. En muy pocos años esta industria ha logrado situar a la flota española de autobuses y autocares entre las más modernas y mejores de Europa, a unos precios muy competitivos, con grandes ahorros en el consumo y altos niveles de calidad, seguridad, innovación, fiabilidad y respeto al medio ambiente.

6- De todos los años que llevas como presidente de ASINTRA, ¿cuál ha sido el momento más gratificante para ti?

A lo largo de mi carrera profesional en ASINTRA ha habido muchos momentos buenos, pero quizás destacaría especialmente dos.

El primero de ellos fue cuando los empresarios de ASINTRA decidieron poner en mis manos la presidencia de la Federación, dándome con ello su absoluta confianza. Personas a las que me debo y con las que me une una gran amistad.

Por otro lado, hace un año el Ministerio de Fomento decidió otorgarme la Medalla al Mérito del Transporte Terrestre, que distingue a aquellas personas que se han destacado de forma relevante por sus actuaciones en este ámbito. Una distinción que recibí con agradecimiento, orgullo, emoción y una gran satisfacción.

 

Agradecemos desde aquí a Rafael su amabilidad y disponibilidad para atender a esta entrevista para nuestro blog.