Un nuevo reglamento de seguridad en autobuses que centra la mirada en mejorar la seguridad

Castrosua Simposio Seguridad

El primer Simposio de Transporte en Autobús y Autocar organizado por el INSIA que se celebró el pasado 3 de octubre en la Comunidad de Madrid, reunió a especialistas del sector y Grupo Castrosua estuvo presente en la mesa redonda sobre seguridad, a través de nuestro responsable de homologaciones Agustín Gómez Pereira. Esa mesa centraba el debate en torno a la evolución de la seguridad y en el nuevo reglamento europeo que regulará todos los aspectos de los vehículos a motor.

El lema del evento “Hacia la visión triple cero: Cero Emisiones, Cero Víctimas en Accidente, Cero Barreras” pretendía poner en valor la evolución de la seguridad en el transporte colectivo de personas en España y hacia el marco normativo europeo, el cual incluye requisitos y funciones avanzadas tanto para vehículos en general, como para autobuses en particular.

La seguridad en el transporte colectivo de personas no escapa al cambio tecnológico que se vive en diferentes sectores de la sociedad y, durante los últimos años, la seguridad ha mejorado muy significativamente.

Sin embargo, en algunos países miembros de la Unión Europea se ha comprobado un repunte en el número de víctimas. El nuevo reglamento de seguridad de la UE pretende solventar este problema.

La normativa de seguridad en el transporte de viajeros

El marco normativo que se desarrolla con el nuevo Reglamento de Seguridad, tiene como objetivo la armonización de las homologaciones de seguridad en los vehículos y, por supuesto, eso atañe también a los vehículos de transporte colectivo de viajeros.

Por un lado, obtenemos las directrices generales para las homologaciones con la Directiva Europea 2007/46, en la que la UE crea un marco para la homologación de los vehículos de motor y de los remolques, sistemas, componentes y unidades técnicas independientes, correspondiendo a cada país miembro elaborar sus propias leyes sobre cómo alcanzar el objetivo de la directiva.

Por otro lado, la legislación se rige por el Real Decreto 750/2010, de 4 de junio, por el que se regulan los procedimientos de homologación de vehículos de motor y sus remolques, máquinas autopropulsadas o remolcadas, vehículos agrícolas, etc.

En la actualidad existen 36 actos reglamentarios provenientes de diferentes administraciones, tanto europeas como nacionales, que pretenden legislar la seguridad del transporte colectivo de viajeros como actos legislativos vinculantes y específicos.

Podemos diferenciar, en esta legislación, cuatro grandes bloques:

  1. La normativa relacionada con la seguridad activa relacionada con los frenos, la dirección, los avisos acústicos, ruedas, espejos, velocímetro, etc.
  2. La normativa relacionada con la seguridad pasiva relacionada con los cinturones, asientos, depósitos, la protección trasera, la inflamabilidad, la resistencia de la estructura…
  3. La normativa relacionada con el medio ambiente cuando hablamos de emisiones, ruedos, compatibilidades o humos de los autobuses.
  4. Otro tipo de normativas como la instalación de luces, de la placa de la matrícula, masas y dimensiones, mandos, remolcados, sistemas antirrobo, calefacción, potencia, tipos de vehículos GNC, GLP, eléctricos y de hidrógeno…

Esto supone diseñar los autobuses teniendo en cuenta un gran número de diferentes normativas que el nuevo reglamento de seguridad de la Unión Europea pretende armonizar.

Hacia unas funciones de seguridad avanzadas

Hemos visto las diferentes normativas que regulan los aspectos relacionados sobre la construcción y diseño de los autobuses, pero debemos tener en cuenta que el nuevo reglamento sobre seguridad de la Unión Europea pretende establecer los requisitos para la homologación de los vehículos centrándose en el fomento de la seguridad en diferentes ámbitos:

  • Los sistemas de sujeción, los ensayos de colisión, la integridad del sistema de combustible y seguridad eléctrica de alta tensión.
  • Los peatones, los ciclistas, la visión y la visibilidad.
  • La carrocería del vehículo, los frenos, los neumáticos y la dirección.
  • Los instrumentos a bordo, el sistema eléctrico, el alumbrado del vehículo y la protección contra el uso no autorizado, incluidos los ciberataques.
  • El comportamiento del conductor y del sistema.
  • La construcción y características generales de los vehículos.

Entre las funciones de seguridad avanzadas que deben contener los vehículos según este nuevo reglamento podemos diferenciar, de una parte, los sistemas avanzados de los vehículos de motor en cualquier categoría y, por otra parte, los que nos atañen específicamente a nosotros como fabricantes, como son los relativos a autobuses.

Castrosua Simposio Seguridad 02

En lo relativo a los sistemas avanzados de vehículos a motor, podemos destacar que estos deberán estar equipados con asistentes de velocidad inteligente, una interfaz para la instalación de alcoholímetros antiarranque, un sistema de monitorización de la somnolencia y la atención del conductor, con reconocimiento avanzado de distracciones, añadiendo, además, una señal de frenado de emergencia y detector de marcha atrás.

Por lo que respecta a los requisitos específicos para autobuses, además de los actuales que ya hay que cumplir en vehículos Clase III y B como el sistema de advertencia de abandono de carril y el sistema avanzado de frenado de emergencia, según el nuevo reglamento deberán estar equipados con un sistema de mantenimiento de la trayectoria que actúa sobre la dirección si se sale del carril. Además, los autobuses deberán estar equipados con sistemas capaces de detectar a usuarios vulnerables de la vía pública situados a corta distancia de la parte delantera, trasera o lateral del vehículo y de emitir una advertencia o evitar colisiones con estos usuarios como pueden ser peatones o ciclistas.

Para completar los requisitos de seguridad, el nuevo reglamento también incluye como obligaciones la mejora de la visibilidad directa de los usuarios vulnerables de la vía pública desde el asiento del conductor y de la accesibilidad de las personas con movilidad reducida.

Aspectos que la tecnología permite hoy en día y que la generalización de su uso, supondrá un gran avance dentro de las medidas que debemos adoptar los fabricantes a la hora de dotar a nuestros autobuses con las mejores sistemas de seguridad, tanto para conductor y pasajeros, como para todos aquellos que se cruzan en carretera con nuestros vehículos.

 

Como hemos visto, el nuevo marco normativo hará evolucionar la seguridad en el transporte colectivo de viajeros por carretera en diferentes ámbitos, haciendo los autobuses más seguros, más accesibles y más respetuosos con el medio ambiente. ¿Quieres saber más sobre este nuevo reglamento de seguridad? ¡Háznoslo saber en los comentarios!

2 comentarios en “Un nuevo reglamento de seguridad en autobuses que centra la mirada en mejorar la seguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *