Guía para la movilidad urbana: desafíos y medidas para un futuro más sostenible

Movilidad urbana

Según la “Guía para la movilidad urbana” elaborada por World Economic Forum, en 2050 se calcula que aproximadamente 2.500 millones de personas más vivirán en las ciudades y, por lo tanto, la demanda de movilidad aumentará.

Con la vista puesta en este escenario, algunas comunidades están adoptando una perspectiva sistemática para repensar el movimiento de las personas, bienes y servicios. Así, se están buscando formas de reducir la contaminación y al mismo tiempo crear un sistema de movilidad que esté en compromiso con la movilidad compartida en las ciudades.

Las nuevas opciones de movilidad, como la micromovilidad (bicicleta eléctrica, patinete eléctrico, scooter…) y la movilidad compartida (car sharing, transporte colaborativo…), son cada vez más populares y la recepción de estos servicios indica que los usuarios se adaptan a diversas opciones cuando el tiempo de viaje mejora y los servicios son seguros y cómodos. Esto crea, por lo tanto, una oportunidad para que las ciudades puedan revisar sus redes de transporte y tomen decisiones.

Los desafíos de la movilidad en las ciudades

El ritmo de la innovación impulsada por la tecnología con las opciones de la nueva movilidad, ha sido increíble. La amplia adopción por parte de los usuarios confirma que el transporte público tradicional ya no satisface por completo las necesidades de todos los usuarios. No obstante, la máxima experiencia y conocimiento que tiene el sector, y la industria apoyando como vector activo en el cambio, conseguiremos entre todos superar este reto que tenemos por delante.

En algunos lugares del mundo ya se está viendo cómo las opciones de movilidad tradicionales proporcionadas las diferentes entidades, desde organismos públicos hasta empresas privadas, están siendo sustituidas por nuevas soluciones proporcionadas por los proveedores de servicios de movilidad privados (por ejemplo, los servicios de VTC).

Esto crea nuevos desafíos para las movilidad urbana:

  1. Complementar los sistemas de transporte público tradicionales para poder aumentar la cantidad de pasajeros y llegar más lejos geográficamente.
  2. Asignar el espacio público para crear ciudades más habitables, estableciendo protocolos concretos para gestionar el impacto de la movilidad de los pasajeros.
  3. Optimizar la respuesta a las necesidades de los ciudadanos, por ejemplo, a través de consultas directas.
  4. Revisar los procesos de planificación urbana priorizando una movilidad más sostenible e inclusiva.
  5. Colaborar en un marco público-privado.

Directrices: ¿Cuáles son y cómo deben utilizarse?

El propósito de las Directrices para la Movilidad en la Ciudad es establecer un marco de cooperación entre las ciudades y las personas vinculadas a la movilidad. Estas directrices sugieren prácticas colaborativas a través de los sectores público y privado y ofrecen un enfoque desarrollado por el Foro Económico Mundial para lograr una movilidad más respetuosa con el medioambiente, sostenible, segura, eficiente, inclusiva y universal.

Ocho directrices para la movilidad en la ciudad

  1. Compartir datos: Compartir y aprovechar los datos para optimizar las operaciones comerciales y realizar eficientemente la planificación y gestión de la movilidad.
  2. El uso del espacio público y el impacto de la infraestructura: Esforzarse por minimizar el uso del espacio público asignado al sistema de movilidad global por la planificación urbana a largo plazo, permitiendo la soluciones y la participación de los interesados de la comunidad.
  3. La seguridad: Colaborar para asegurar la seguridad física, la seguridad de la información y el bienestar percibido de todas las personas
  4. Inclusión y equidad: Prestar servicios a las comunidades de personas dentro y fuera de una ciudad para permitir la seguridad y la sostenibilidad para todos, con especial énfasis en la incorporación de comunidades marginadas, a fin de posibilitar una economía equitativa, crecimiento e inclusión.
  5. Trabajo justo: Trabajar para garantizar condiciones de trabajo adecuadas, incluida la capacitación, compensación y horas, para proporcionar una compensación segura, sostenible y servicios inclusivos.
  6. Movilidad compartida y puesta en común: Esforzarse por encontrar formas de aumentar la eficiencia de las actividades compartidas, la movilidad y la puesta en común de los pasajeros y la carga de mercancías.
  7. Transición limpia: Trabajar para que las flotas públicas y privadas con cero emisiones en la alineación con el Acuerdo de París y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.
  8. Integración multimodal: Hacer el máximo esfuerzo para generar soluciones de movilidad como servicio, cuando corresponda, que integren múltiples modos, ya sean públicos o privados, para ampliar la cobertura de movilidad y reducir la demanda de uso de vehículos privados de ocupación individual.

Estas directrices proporcionan un punto de partida para establecer una respetuosa y beneficiosa colaboración entre las ciudades.

 

Movilidad urbana

¿Qué conseguiremos con estos cambios?

1. Crear oportunidades para compartir información y conocimientos para actividades y proyectos de movilidad futuros.

2. Trabajar juntos para educar a los usuarios sobre el impacto de sus opciones de movilidad y fomentar los cambios de comportamiento.

3. Cooperar para garantizar que las necesidades básicas de movilidad de todos los usuarios sean prioritarias.

4. Dar prioridad a la colaboración y la comunicación con los usuarios y los interesados de la comunidad local.

Es el momento de que las ciudades y las personas centren sus esfuerzos en mejorar sistemáticamente la movilidad urbana, el movimiento de personas y mercancías.

El programa de El Consejo de Movilidad trabajará con otras organizaciones mundiales para llevarlo a cabo. Todos los agentes implicados en la movilidad urbana deben remar en la misma dirección para hacerlo posible.

En Castrosua trabajamos cada día para construir un futuro mejor: ciudades más limpias y justas a través de una movilidad altamente sostenible, segura, inclusiva y universal. Tienes más información sobre nuestra aportación a la movilidad urbana en nuestro artículo “El apoyo de Castrosua a la movilidad sostenible en el transporte público”.

Siempre que podamos aportar y cooperar con la mejora del transporte, allí estaremos.

Porque contigo, hasta donde quieras llegar.

Fuente: Guía para la movilidad elaborada por World Economic Forum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Carrocera Castrosua, S.A.
  • Finalidad: Gestión o seguimiento del comentario
  • Legitimación: Consentimiento prestado mediante la cumplimentación del presente formulario.
  • Destinatarios: No se prevén cesiones de datos.
  • Derechos: Podrá ejercer sus derechos en los términos previstos en nuestra Política de Privacidad.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad