Alfonso Sánchez Vicente: “EMT aspira a liderar la movilidad sostenible a nivel nacional y europeo”

Desde que se incorporara a su cargo en 2019, Alfonso Sánchez, CEO y director gerente de EMT Madrid, ha hecho frente a los retos y desafíos que supone gestionar la movilidad urbana en una ciudad como Madrid que pasan en la actualidad, por la sostenibilidad y la descarbonización del transporte público. En una entrevista concedida a nuestro blog durante su visita a Castrosua, este ingeniero de Caminos, Canales y Puertos especializado en transportes por la Universidad Politécnica de Madrid, hace un riguroso repaso por los temas que ocupan su día a día centrado la innovación, la digitalización del transporte y los avances hacia una accesibilidad universal completa con una aspiración máxima: la de liderar la movilidad sostenible a nivel nacional y europeo.

A nivel global, en el sector del transporte de viajeros, ¿cuáles consideras que son los desafíos más relevantes a los que es necesario hacer frente de forma conjunta?

Por un lado, la descarbonización del transporte es un desafío de enorme magnitud. No en vano, constituye uno de los ámbitos clave del European Green Deal: el sector transporte representa el 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero y este pacto aboga por una reducción de estos del 90% antes de 2050. Este compromiso exige un cambio de modelo en el transporte que, por supuesto, contribuirá enormemente a la transformación de la movilidad urbana.

Estrechamente relacionado con este reto está el de la apuesta real por una movilidad eminentemente sostenible. En este sentido, el transporte público tiene un papel muy relevante por ser un eje vertebrador de la movilidad en las ciudades cuya actividad impacta directamente en la ciudadanía. Por ello, el objetivo de la sostenibilidad debe abarcar una serie de dimensiones: desde mejorar la salud y calidad de vida de la ciudadanía, hasta reducir la contaminación, pasando optimizar la eficiencia energética.

Por otro lado, la digitalización y la innovación tecnológica también son desafíos clave a los que nos enfrentamos en el sector del transporte en general y en el del transporte público en particular, porque permiten mejorar la productividad, la competitividad y la eficiencia. En definitiva, son retos que aspiran a conseguir un transporte público innovador, digital, seguro, orientado al cliente y capaz de generar intermodalidad.

En EMT asumimos estos retos conjuntos como propios y por eso estamos inmersos en distintos procesos de transformación, todos ellos relacionados: la renovación de nuestras infraestructuras y nuestra flota, para descarbonizarlas; la creación hubs de movilidad, los espacios globales de intermodalidad para usuarios; la revolución llevada a cabo por bicimad y, por supuesto, la aceleración de la digitalización de nuestros servicios.

Y en Madrid, ¿qué retos particulares presenta el transporte urbano e interurbano y qué estrategias habéis diseñado desde la EMT para contribuir a su desarrollo?

La hoja de ruta de EMT está enfocada en lograr un apropiado nivel de calidad en una ciudad con grandes índices de movilidad, como es Madrid, para lo que es necesario apostar por la sostenibilidad y la descarbonización del transporte público, lo que permitirá reducir los índices de contaminación.

Para ello, EMT y Ayuntamiento de Madrid tienen en vigor un Plan Estratégico para la empresa municipal hasta el próximo año 2025, el más ambicioso y sostenible de su historia, con el objetivo de encarar los desafíos de la movilidad del futuro: asegurar a los madrileños un transporte público sostenible, seguro, integrado e innovador.

Con el paso de los años, EMT se ha consolidado como un referente en el mundo del transporte urbano, pero ahora, además, aspira a liderar la movilidad sostenible a nivel nacional y a nivel europeo. Por eso, la empresa municipal está llevando a cabo una serie de cambios, basados en tres pilares, sobre los que se asienta la descarbonización de EMT: la adaptación y construcción de nuevas infraestructuras sostenibles, la adquisición de autobuses cero emisiones y la utilización de tecnologías aplicadas a la movilidad conformadas por energías limpias.

En este sentido, EMT ya ha ejecutado proyectos absolutamente innovadores en el sector como la puesta en marcha de dos estaciones de carga eléctrica de autobuses por pantógrafo invertido en el centro de operaciones de Carabanchel que permiten la recarga simultánea de 170 autobuses eléctricos; ambas, abastecidas, en parte, por sus propias instalaciones fotovoltaicas.

Finalmente, la construcción de la hidrogenera en el centro de operaciones de Entrevías permitirá producir y abastecer de hidrógeno verde a los nuevos autobuses de la flota que operarán con este combustible proximamente.

Gracias a esta triple estrategia ya hemos conseguido importantes hitos, como ser la primera gran ciudad europea en tener una flota 100% limpia según la Directiva Europea de Vehículos Limpios. O también la apertura del primer hub de movilidad eléctrica de Madrid, un lugar en el que se conectan distintos modos de transportes que se complementan entre ellos; además, debido a su éxito, muy pronto verán la luz nuevos hubs en la ciudad. Y no puedo dejar de mencionar bicimad, cuya transformación tecnológica y consiguiente plan de expansión ha supuesto convertir la bicicleta pública eléctrica en una auténtica alternativa de movilidad sostenible para los madrileños.

Con el foco puesto en la premisa medioambiental y de la sostenibilidad, ¿cómo describirías la flota de la EMT Madrid?

Nuestra flota es 100% limpia desde diciembre de 2022, cuando se retiró el último autobús diésel, un auténtico hito para cualquier operador de movilidad de nuestras características. Pero EMT continúa trabajando para que el total de su flota sea 100% cero emisiones: en la actualidad, EMT cuenta con unos 300 autobuses eléctricos y 30 líneas plenamente electrificadas y la previsión es que el próximo año el 25% de la flota municipal sea eléctrica.

En todo caso, además de los autobuses puramente eléctricos, EMT también apuesta por la incorporación del hidrógeno verde como vector energético fundamental para la movilidad sostenible. Este año llegarán los primeros diez autobuses de pila de combustible a nuestra flota.

La inversión en nuevos autobuses municipales menos contaminantes, o modelos “cero emisiones”, alcanzará los 534 millones desde 2021 hasta 2025, como recoge el Plan Estratégico de EMT, un documento en total consonancia con el compromiso con la sostenibilidad reflejado en la Estrategia Madrid 360 concebida por el Ayuntamiento.

 ¿Qué papel juega la EMT en el desarrollo del Plan de Movilidad Sostenible Madrid 360?

EMT tiene un rol fundamental dentro del Plan de Movilidad Sostenible por varias razones: primero porque en él está incluido el Plan estratégico de EMT, por lo que este plan hace suyas todas las medidas, iniciativas y proyectos recogidos en nuestro plan estratégico (desde la modernización de la flota de autobuses a la transformación de los centros de operaciones de la empresa municipal); y segundo porque el transporte público es un eje fundamental de este Plan de Movilidad. Además, EMT toma parte en otros muchos de sus ejes, entre otros en la mejora de las infraestructuras de transporte, la promoción de la movilidad activa, la gestión de los aparcamientos en base a criterios de sostenibilidad o la facilitación de la integración modal a través de la micromovilidad y la intermodalidad.

En cualquier caso, el PMS Madrid 360 tiene como principal vector de desarrollo el transporte público y EMT es el principal activo para este desarrollo. Alineado con la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360, el PMS mantiene las medidas que incentivan la transición hacia flotas menos contaminantes.

 

Habéis anunciado la puesta en marcha de una hidrogenera propia, además de la electrificación de toda una cochera. ¿Avanza la adecuación de vuestras infraestructuras al ritmo necesario para cumplir las premisas de sostenibilidad y cero emisiones que regirán el futuro del transporte urbano? ¿A qué retos os estáis enfrentando en vuestro día a día?

La aplicación del hidrógeno como combustible constituye, actualmente, una de las principales iniciativas que está desarrollando EMT y la hidrogenera tiene un papel crucial en el rol que EMT que quiere desempeñar en estos próximos años en materia de sostenibilidad para conseguir una economía circular, verde y ‘limpia’: este ambicioso proyecto va a cubrir la totalidad del ciclo de producción y almacenamiento de hidrógeno en las instalaciones de EMT y abastecerá de este combustible a los autobuses propulsados por hidrógeno verde que empezarán a funcionar próximamente.

La apuesta de EMT por el hidrógeno como combustible para descarbonizar el sector del transporte público urbano y disminuir los costes medioambientales y de salud derivados viene de lejos: entre 2002 y 2005 participó en proyectos experimentales y se convirtió en el primer operador español en poner en circulación autobuses de hidrógeno.

Además, el centro de operaciones de EMT en La Elipa – con capacidad para 318 buses – se está preparando para convertirse en centro de referencia para la gestión de flota 100 % eléctrica y estará provisto de una instalación fotovoltaica diseñada para el suministro energético.

La construcción y transformación de infraestructuras está siendo un reto desafiante para EMT que, también en este aspecto, está ejerciendo el liderazgo en movilidad sostenible.

En cuanto a accesibilidad y a innovaciones tecnológicas, ¿por dónde crees que ya está caminando el sector y qué consideras llegará en breve de forma irrenunciable?

La accesibilidad es uno de los valores con los que EMT está más comprometida: una de las grandes máximas de la empresa es garantizar un transporte accesible que adapte sus estructuras y servicios para ofrecer calidad, seguridad y confort a todos los usuarios con independencia de sus capacidades. De hecho, podemos presumir de haber sido pioneros en introducir todo tipo de medidas para convertir los viajes en accesibles (en las infraestructuras, en los autobuses, en la interacción entre el autobús y la infraestructura y también en la prestación del servicio).

Lo natural es seguir dirigiendo nuestros esfuerzos hacia la accesibilidad universal completa y ese es el rumbo que pensamos tomar en EMT.

En cuanto a las innovaciones tecnológicas y, ambas son factores clave en el sector porque nos permiten mejorar la productividad, la competitividad y la eficiencia. En mi opinión, son cruciales para reconducir el cambio modal, para que el ciudadano nos escoja por encima del vehículo privado por las ventajas que ofrece el transporte público. Para convertirnos en prioridad y no sólo alternativa, la digitalización debe ser -ya es- una estrategia de primer nivel, una oportunidad de aportar un valor añadido sobre el vehículo privado.

La digitalización está muy presente en el día a día de EMT y de los viajeros que nos escogen: desde la difusión de datos en tiempo real para los viajeros de autobús, a la disponibilidad de bicicletas en bicimad, pasando por la posibilidad de recargar vehículos eléctricos desde la app Electro EMT. El objetivo es ofrecer el mejor servicio y, para ello, necesitamos de la mejor y más actualizada tecnología.

Nos consta que desde la EMT Madrid siendo un referente, asesoran profesionalmente a empresas de transporte de otras ciudades del mundo, ¿en qué consisten estos servicios? ¿Con qué urbes concretas han desarrollado más lazos de colaboración?

La consultoría de transporte es una de nuestras líneas de negocio y se encarga de llevar a cabo proyectos de transporte, urbanismo y movilidad a nivel nacional e internacional. Entre otras materias, somos expertos en gestión del transporte urbano (cubriendo ámbitos como la planificación de la operativa, la asignación y gestión del personal requerido para el despliegue y operación de la red de autobuses, el mantenimiento de dicha red o la metodología en la resolución de incidencias); en definición de necesidades y mantenimiento de autobuses (estudios de los sistemas existentes más adecuados para cada situación particular, así como planes de mantenimiento a medida); en tecnología y aplicaciones (por ejemplo, con estudios sobre mejoras en la experiencia de usuario); en servicios de movilidad (llevado a cabo asistencias técnicas en cuestiones como la elaboración de pliegos o la puesta en marcha y diseño de la operación); en diseño de infraestructuras (estudios sobre potenciales mejoras en instalaciones existentes, así como diseños integrales para instalaciones nuevas); en ESG y accesibilidad (con asistencias técnicas en diseño e implementación de acciones, convenios de ESG o programas de accesibilidad universal y sensibilización); en gestión empresarial (con servicios centrados en la optimización de procesos, el análisis de resultados o la implantación de sistemas de calidad); y en recursos humanos (con servicios de formación de personal técnico y directivo o asistencia técnica en diseño y/o desarrollo de planes de selección de personal de movilidad y mantenimiento).

Tenemos una amplia cartera en activo en este momento, pero podemos destacar Pamplona, en el ámbito nacional, ciudad con la que hemos trabajado en la renovación tecnológica de sistemas embarcados, así como en una asistencia técnica en su sistema de ayuda a la explotación del sistema; además, fuera de España, con Ciudad de México hemos colaborado en planificación y diseño para una línea electrificada, por ejemplo, y en Santo Domingo trabajamos en la renovación y electrificación de su flota.

Con toda tu larga trayectoria profesional vinculado al transporte por carretera, en tu opinión, ¿cómo es posible atraer talento joven para que desarrolle su actividad profesional al frente del volante?

Es cierto que, a nivel global, en el transporte por carretera, existe un problema de escasez vocacional y es que los jóvenes no se sienten especialmente atraídos por el sector.  Sin embargo, en EMT, alcanzamos cifras récord en cada convocatoria de conductores: en la penúltima, en junio de 2022, 1.186 aspirantes se examinaron para ser conductores de autobús y el pasado septiembre, 1.374 personas aspiraban a convertirse en conductores de EMT. En nuestro caso, la seguridad y estabilidad laboral, así como la formación y las posibilidades de ascenso que ofrecemos, juegan a nuestro favor.

Hablemos un poco de nosotros, a lo largo de los años Grupo Castrosua y EMT Madrid han mantenido una sólida y estrecha colaboración, ¿cómo la valoras?

Creo que la relación entre EMT y Castrosua está basada en la confianza mutua y se remonta muchas décadas en el tiempo: los primeros autobuses (articulados) de Castrosua para EMT comenzaron a circular en 1966. Desde entonces, la relación ha seguido siendo fluida y estrecha y ambas han trabajado conjuntamente en proyectos de gran relevancia para ambas empresas: cabe reseñar los primeros autobuses GNC operados por EMT en 1994, los primeros que llegaron a nuestra flota de piso bajo sólo un año después, en 1995, el primer bus de bioetanol en España en 2006, o el primer autobús híbrido enchufable GNC-Eléctrico en el año 2012.

Además, en la actualidad, Castrosua es el principal carrocero con el que trabaja EMT: la empresa municipal cuenta con 620 autobuses carrozados por Castrosua.

¿Qué supone para EMT Madrid contar con una empresa carrocera como Castrosua en su cartera de proveedores? ¿Qué singularidades destacarías de nuestra compañía? Y a nivel de industria nacional, los carroceros ¿Qué consideras importante no descuidar?

Castrosua y EMT destacan por el papel que cada una tiene en el sector del transporte y, por eso, hemos podido sacar adelante proyectos de gran envergadura como los anteriormente mencionados. En cualquier caso, las cifras hablan por sí solas y desde el 1 de enero de 1980 EMT ha puesto en servicio un total de 2.223 vehículos con sello Castrosua, 1547 sólo desde el año 2000.

Castrosua ha creado carrocerías para EMT de los modelos Urbana, CS40, CS40 City, NV City, City Versus, New City y Nelec. Además del Tempus que carrozó y fabricó para EMT. En cuanto a los chasis sobre los que ha trabajado Castrosua han sido de casi todas las marcas existentes en el mercado: Pegaso, Renault, DAF, Iveco, MAN, Mercedes, Scania y BYD.

Me parece que sus particularidades más representativas son la fiabilidad y su capacidad de adaptación a los tiempos y a las necesidades de sus clientes.

En cuanto a lo que creo que un carrocero no debe descuidar, destaco de nuevo la adaptación al cliente y su capacidad para adecuar el producto de forma rápida y flexible a las necesidades específicas del cliente.

Muchas gracias, Alfonso, por tu visita, por tu cercanía y por tu interés por conocer nuestro trabajo. Te esperamos en futuros viajes a Galicia.

¿Qué os parece la apuesta que ha hecho EMT por la sostenibilidad, la descarbonización, la accesibilidad universal y la digitalización? ¿Creéis que está en el camino de ser referente en movilidad sostenible en España y Europa? No dudéis en trasladarnos vuestras opiniones y aportaciones en este post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *