¿Cuándo un autobús se considera histórico?

delo antiguo a lo histórico en el ámbito del autobús

Cuando te apasiona tu profesión, echar la vista atrás y observar una parte de su pasado resulta verdaderamente emocionante. Los autobuses, y la automoción en general, tienen una historia amplia y muy rica, en la que uno puede perderse admirando modelos y formas de hacer que han quedado en el pasado. A nosotros nos ocurre esto mismo cuando repasamos la historia de algunos de nuestros modelos más antiguos, como el Cometa o el Arosa, que cumple en este 2019 50 años desde que vio la luz por primera vez.

Hablamos de autobuses históricos por motivos obvios, pero hay varias preguntas que tal vez los más entusiastas de la historia de la automoción se han hecho alguna vez. ¿En qué momento un vehículo se puede considerar oficialmente “histórico”? ¿Cuántos años tienen que transcurrir para que atraviese la frontera de lo viejo o lo antiguo para entrar a formar parte de la historia, con el valor que ello implica? ¿En qué condiciones tiene que encontrarse un vehículo para que podamos decir que es una pieza importante de nuestro pasado?

Todos estos interrogantes y sus implicaciones no se dejan al criterio de cada uno, sino que se recogen en el denominado como Reglamento de Vehículos Históricos. Veamos qué es lo que establece para dar luz a las cuestiones planteadas.

autobús histórico modelo arosa Castrosua
Carrocería Arosa, 1969

1988: el año en el que los usuarios vieron cumplida su demanda

Tenemos que remontarnos a 1988 para asistir al nacimiento de una regulación en torno a los vehículos históricos.

Ese año, la Comisión de Educación y Cultura del Congreso de los Diputados aprobaba, a fecha de 16 de noviembre, una proposición no de ley en la que, entre otras cosas, y citamos el BOE: “se instaba al Gobierno para que, de un lado, se facilitara la circulación de los vehículos históricos, en las condiciones y con las limitaciones que fueran aconsejables, y, de otro, se protegieran y tutelaran los automóviles de interés histórico, de acuerdo con las previsiones de la Ley de Patrimonio Histórico Español”.

Así, se establecían las bases de un reglamento sólido y que daba luz a las las demandas de los usuarios que veían insuficiente la regulación que hasta entonces existía sobre los vehículos históricos.

Requisitos para que un autobús sea considerado histórico

En ese mismo reglamento y sus posteriores revisiones se recogen las condiciones para que un vehículo, incluidos los autobuses, sean considerados históricos:

  • Fue fabricado o matriculado por primera vez con una anterioridad mínima de treinta años.
  • Su tipo específico ha dejado de producirse.
  • Está en su estado original y no ha sido sometido a ningún cambio fundamental en cuanto a sus características técnicas o componentes principales, como el motor, los frenos, la dirección, la suspensión o la carrocería.

Por otro lado, se consideran históricos “los vehículos incluidos en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español o declarados bienes de interés cultural”, así como aquellos “que revistan un interés especial por haber pertenecido a alguna personalidad relevante o intervenido en algún acontecimiento de trascendencia histórica”.

De igual forma, será histórico un vehículo de colección, es decir, aquellos que por “sus características, singularidad, escasez manifiesta u otra circunstancia especial muy sobresaliente, merezcan acogerse al régimen de los vehículos históricos”.

sellos de colección con autobuses históricos
Autobuses históricos rusos impresos en sellos de colección. Crédito editorial imagen superior: 1008 / Shutterstock.com; imagen inferior: rook76 / Shutterstock.com

Curiosidades en las normas de circulación de los autobuses históricos

Teniendo en cuenta la antigüedad de los vehículos históricos, resulta inevitable la siguiente pregunta: ¿se puede circular con, al menos, relativa normalidad con ellos?

Lo cierto es que sí, siempre que cumplan con unas condiciones. Por supuesto, estos vehículos deben contar con
permiso de circulación, tarjeta de inspección técnica, placas de matrícula (una normal y una de vehículo histórico) y, en su caso, distintivo de vehículo histórico.

En las normas de circulación se recogen casos excepcionales que responden a las posibles características de estos vehículos. Por ejemplo si no disponen de los sistemas de alumbrado y señalización óptica exigidos por la actual legislación, no podrán circular entre la puesta y la salida del sol, ni en circunstancias especiales en las que sea necesario el uso de estos sistemas.

Los vehículos históricos que no sean capaces de superar la velocidad de 40 kilómetros/hora deben circular por el arcén o por el borde exterior derecho de la calzada. Solo podrán realizar adelantamientos y giros a la izquierda si con ello no obligan a otros conductores a modificar bruscamente la dirección o la velocidad de sus vehículos. Además, deberán alcanzar una velocidad mínima de 60 kilómetros/hora para poder circular por autopista o autovía, pudiendo prohibirse, en determinadas fechas y vías, la circulación de los que no sean capaces de superar la velocidad de 80 kilómetros/hora.

El valor de nuestra historia

No se trata solo de nostalgia y placer por revivir el pasado. Los vehículos históricos en general y, en nuestro caso, muy especialmente los autobuses, forman parte de lo que hemos sido y el camino que nos ha llevado a lo que somos hoy. Es fundamental contar con un reglamento que ponga en valor su carácter simbólico y representativo de una época y una industria tan importantes para nuestra cultura.

Si, como a nosotros, te apasiona la historia de los autobuses, no nos pierdas la pista, porque en los próximos meses continuaremos explorándola. ¿Nos acompañas?

Autobús Pegaso Comet
Autobús histórico Cometa

2 comentarios en “¿Cuándo un autobús se considera histórico?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la Política de Privacidad de Carrocera Castrosua S.A.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable del tratamiento: Carrocera Castrosua, S.A.
  • Finalidad del tratamiento: Gestión o seguimiento del comentario
  • Legitimación del tratamiento: Consentimiento prestado mediante la cumplimentación del presente formulario.
  • Cesiones: No se prevén cesiones de datos.
  • Derechos: Podrá ejercer sus derechos en los términos previstos en nuestra Política de Privacidad.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace: Política de Privacidad