Entrevistamos a Francisco Sagalés sobre su colección de autobuses históricos

colección de autobuses históricos Sagalés

Hace varios años, la empresa Sagalés comenzó, paralelamente a su actividad profesional centrada en el transporte de viajeros por carretera, una colección privada de vehículos clásicos, encargándose de su restauración y conservación. Desde entonces, son varias las exposiciones y demás eventos que han llevado a cabo en torno a esta afición. Entre ellos, el Rally internacional de Autobuses Clásicos Barcelona-Caldes de Montbui, que llega a su décima edición los próximos días 8 y 9 de junio. Hemos hablado con Francisco Sagalés, actual presidente de la compañía, para hacerle algunas preguntas sobre autobuses históricos y su restauración.

Recuperando el pasado gracias a Sagalés

Hablar de Sagalés es hablar de nuestra historia. Pero no solo en un tiempo pretérito; también en presente y futuro. En todas las épocas desde 1641 nos ha llevado Sagalés de un lugar a otro. Cambian el paisaje, las carreteras, las ciudades; la tecnología avanza; de los carros, tartanas y diligencias pasamos a los primeros vehículos a motor, y así hasta nuestros días. El sonido de Sagalés es el del traqueteo de un viaje infinito.

En un viaje tan inmenso como este (un viaje de 378 años), pocas personas se habrían preocupado por recuperar y proteger para el futuro los restos del pasado. No así la familia Sagalés. Desde niño tuvo Francisco Sagalés la inquietud de restaurar los vehículos clásicos. Gracias a esta familia, hoy podemos disfrutar de una de las colecciones más valiosas sobre la historia de la automoción de España.

¿Cuándo comenzó su afición hacia los autobuses históricos?

Mi afición empezó desde muy pequeño. A los 7 u 8 años, mis juegos eran manejar las máquinas de reparación del taller en el que reparábamos las partes mecánicas y las carrocerías.

A los 13 años, pedí a mi padre que reconstruyéramos un Hispano del año 1908, eso le gustó mucho y ahí empezamos. Tardamos unos 2 o 3 años en restaurarlo porque muchas piezas se utilizaban en otros buses, y después continuamos trabajando en la restauración de un Chevrolet. Siempre teníamos un bus para cuando los mecánicos les daba tiempo.

A la hora de introducir un nuevo vehículo en su colección, ¿qué aspectos son más importantes para usted?

Antes buscaba rehacer los vehículos que podíamos reconstruir con menos trabajo; después ya fue cuestión de la antigüedad del vehículo, o bien por el afecto de haber prestado buenos servicios en nuestras líneas o por su estética.

Hispano del año 1908 colección Sagalés

Hispano del año 1908 de la colección de Sagalés

 

Dentro de su colección, ¿cuál es el autobús más antiguo que conserva? ¿Qué características tiene?

El vehículo más antiguo de nuestra colección es una réplica que compre del primer automóvil Mercedes del 1870, y de los autobuses restaurados por nosotros destaca el Hispano del 1908 que ya he mencionado antes. Además, también forman parte de nuestra colección diligencias restauradas.

 

¿Qué autobús de la colección Sagalés es su autobús histórico favorito? ¿Nos podría contar alguna curiosidad sobre este vehículo?

Todos los vehículos históricos que forman parte de nuestra colección tienen algo especial, puesto que la mayoría los hemos restaurado en nuestros talleres. Puede que el más apreciado sea este por ser el primero que reconstruimos.

 

Sabemos que en su patrimonio figura algún Castrosua, ¿qué modelo/s y de qué año/s? ¿Qué nos puede contar acerca de este o estos vehículos, en caso de ser varios? ¿Cómo llegaron a su colección?

Somos unos de los clientes más antiguos de Castrosua. Hacia los años 1970 se intentó fusionar varias marcas de carroceros para ahorrarse costos, uno de ellos era el catalán Obradors de Manresa del que éramos clientes y después pasamos a ser clientes de ustedes. Después nos carrozaron muchos Pegasos de 160CV y 240 con motores horizontales centrales y traseros.

Actualmente, conservamos en nuestro patrimonio varios modelos de Castrosua, concretamente 1024DL i 5023DL del año 85. Debemos destacar que este último aún no lo hemos restaurado. El modelo 1024DL lo tenemos reconstruido y un año más, participará en la décima exposición de vehículos clásicos que se celebra los días 8 y 9 de junio en la Avenida María Cristina de Barcelona. Estos autobuses llegaron a nuestra colección porque anteriormente realizaban servicios en nuestras líneas.

Pegaso colección Sagalés

 

¿Nos podría describir resumidamente cómo se lleva a cabo el proceso de restauración de un autobús?

Ciertamente, restaurar un autobús es un trabajo muy laborioso. Requiere un gran número de horas de trabajo debido a que todo el proceso se hace de forma artesanal.

Primero, hay que ver su estado. Para esto hay que desmontar todo el autocar y ver pieza a pieza como se encuentran estas. Una vez desmontado se deben tratar cada una de ellas, a veces llegando incluso a cambiar en el caso del techo, paños enteros.

Después de desmontar, arreglar y rejuntar todas las piezas del autobús falta el corazón de este, el motor. Esta parte es muy compleja pues no solo se trata de cambios de aceite, filtros, correas, entre otras, si no que dependiendo del estado del motor hay que realizar muchos más cambios. Generalmente por seguridad realizas una instalación eléctrica nueva.

Finalmente, se debe restaurar el interior del vehículo re-tapizando las butacas originales, con tonos acordes con los colores que lucía el autobús, se recuperan los portaobjetos con base de red y los demás accesorios interiores.

Y finalmente hay que realizar el correspondiente trámite, una vez hecho el autocar se convierte en un vehículo histórico.

 

¿Recuerda algún autobús cuya restauración fuese especialmente compleja?

Tal como hemos comentado en la anterior pregunta, la restauración de todos los autobuses históricos es muy compleja. Para restaurar un vehículo se debe reconstruir o fabricar las piezas porque cuesta mucho encontrar material. Recuerdo especialmente uno de los vehículos, el cual resultó bastante difícil. El chasis estaba torcido, por lo que hubo que enderezarlo en un banco de chasis. En lo referente a la chapa, esta estaba bastante estropeada, sobre todo en el techo, y es que el óxido se había comido muchos trozos.

Pero, en definitiva, la complejidad del proceso reside en el inevitable paso del tiempo, el impacto que han tenido los agentes atmosféricos y algún que otro posible acto vandálico sobre el autobús.

 

A nivel internacional, ¿hay algún autobús histórico que le resulte especialmente interesante y que le gustaría introducir en su colección? ¿Por qué?

Por ejemplo, me resulta especialmente interesante y me gustaría introducir en mi colección un autobús de doble piso inglés y algún Mercedes o Setra de los años 50/60 porque han marcado una moda o línea de autocar.

autobús de dos pisos 1949

Observando los vehículos que forman parte de su colección, ¿cómo describiría la evolución de la industria del autobús? ¿Qué hito o hitos históricos considera más determinantes en el desarrollo de este tipo de vehículos?

La evolución de la industria del autobús es un sector que ha ido evolucionando con el paso de los años y, de hecho, sigue evolucionando ahora y muy aceleradamente. Un hito histórico muy importante en la movilidad ya fue la implantación del motor de explosión a principios del 1900. Nosotros tenemos diligencias que hasta el pescante son iguales, incluso de dimensiones que los primeros automóviles.

Otro hito histórico que considero más determinante en el desarrollo fue en la época de la posguerra, cuando las dificultades fueron grandes por la falta de todo.

Yo recuerdo haber viajado con tartana por la pobreza que había y la falta de todo. No había mecánicos, recursos, ni materias primas; añadiendo a todo ello las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, y después el aislamiento político en que se encontró nuestro país. Fue una época que se caracteriza por la escasez de carburante y en la que el servicio se prestaba en base de gasógeno. Recuerdo también que no había baterías, y nos las fabricábamos nosotros, de varias cubiertas viejas hacíamos una de fabricación casera, equipos reconstruidos en los talleres de la propia empresa, y realizando los trabajos por la noche para que nuestros vehículos pudieran cumplir con los servicios del día siguiente. Además, se necesitaban grandes dosis de ingenio y tenacidad para superar todas las adversidades.

También fue un paso muy importante el cambiar los motores de gasolina por los de gasóleo. En estas épocas, las carreteras eran intransitables, lo que obligaba a los vehículos a circular más lentos que incluso en la época de los carruajes, es más las propias empresas si querían disponer de una carretera en medianas condiciones debía encargarse de su mantenimiento.

Actualmente, estamos a un paso de la electrificación de los vehículos lo que representará un gran adelanto. Y también creo que dentro unos años la movilidad será automática y centralizada en los centros de mando. Creo veremos cosas que ahora ni pensamos.

 

Hace un par de meses publicamos en nuestro blog un artículo sobre el Reglamento de Vehículos Históricos establecido en 1988, cuya normativa pretendía, entre otras cosas, proteger y promover este tipo de vehículos. ¿Considera que hubo un cambio sustancial en el tratamiento de este tipo de vehículos en nuestro país, antes y después de la entrada en vigor de este reglamento? ¿Cree que hoy en día se aplican las medidas necesarias para proteger nuestro patrimonio automovilístico?

Considero que la nueva normativa fue un paso importante para los vehículos históricos, pero pienso que todavía hacen falta ayudas para proteger este patrimonio histórico por su valor y por lo que nos puede aportar para valorar la evolución que ha habido en este sector.

 

vehículos históricos en la colección Sagalés

 

¿Podría hacer alguna apreciación sobre el papel o la influencia de Castrosua en la historia del autobús en nuestro país? ¿Algún recuerdo relacionado con nuestra empresa?

Recuerdo cuando en el año 1963, el éxito de Castrosua se multiplicó cuando se realizó la alianza entre las dos firmas; Castrosua y Pegaso. También me acuerdo en los años 80 y 90, cuando Castrosua era el principal fabricante de vehículos urbanos e interurbanos.

También fue un gran intento, como he dicho anteriormente, su intento de unión entre varios carroceros. Habría sido un gran avance.

 

Por último, ¿cuál es, bajo su punto de vista, el futuro de la industria del autobús? ¿Qué camino tomará el desarrollo de este tipo de vehículos?

Se trabaja en varias direcciones, pero está claro que además de primar la seguridad se valora que sean vehículos poco contaminantes. Vamos al autobús eléctrico, con baterías. Serán mucho más sencillos y sin apenas mantenimiento. Creo será más sencillo en general.

4 comentarios en “Entrevistamos a Francisco Sagalés sobre su colección de autobuses históricos

  1. Magnífica entrevista en la que a través de los comentaris de Francesc Sagales conocemos aspectos muy interessntes sobre su participacion en la conservación de vehiculos de transporte de viajeros históricos. Gran empresario y mejor persona.

    • ¡Hola, Anna!

      Muchas gracias por tu comentario. Nos alegramos de que te haya gustado la entrevista. Ha sido un placer para nosotros poder entrevistar al Sr. Sagalés. Tal y como tú dices, gran empresario y mejor persona.

      ¡Un saludo!

  2. Yo he tenido el orgullo de haber trabajado como conductor de la empresa Sagalés durante 25 años, conozco personalmente al Sr. Francisco Sagalés y a toda la familia, incluso llegué a conocer a sus padres, cuando yo entré a trabajar en la empresa, tan sólo había unos 130 autobuses en toda la empresa, hoy no sé si pasa de 700 o no, creo que si, yo por desgracia no tuve más remedio que dejar la empresa hace 4 años por culpa de un infarto de miocardio, pero el Sr. Francisco es el que ha dejado la empresa en el lugar que ahora ocupa, con mucho trabajo y esfuerzo, pero el siempre pensando en los trabajadores, que nunca nos ha faltado la nómina, eso es mucho de agradecer, el ya sabe que los que hemos visto crecer la empresa le tenemos mucho respeto y estima. El se lo merece

    • ¡Hola, Miguel!

      Precioso comentario, muchas gracias por compartir tu historia y tus recuerdos con nosotros. Sin duda, el Sr. Sagalés es todo un ejemplo a seguir, y su compañía todo un referente en nuestro sector.

      ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la Política de Privacidad de Carrocera Castrosua S.A.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable del tratamiento: Carrocera Castrosua, S.A.
  • Finalidad del tratamiento: Gestión o seguimiento del comentario
  • Legitimación del tratamiento: Consentimiento prestado mediante la cumplimentación del presente formulario.
  • Cesiones: No se prevén cesiones de datos.
  • Derechos: Podrá ejercer sus derechos en los términos previstos en nuestra Política de Privacidad.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace: Política de Privacidad