Carrocerías históricas: Master 35

Las carrocerías actuales de Castrosua (muy punteras y hasta para bastidores eléctricos [es el caso de Nelec]) no serían nada sin el camino previo recorrido por sus predecesoras. En esta ocasión nos gustaría rememorar una carrocería que cambió, en parte, la mirada de nuestra firma; nos referimos a la carrocería Master 35 de Castrosua. Este modelo fue presentado en la década de 1980, un muy buen momento para el transporte público español y un momento igual de bueno para nuestro grupo empresarial, concentrado en innovar y en ofrecer carrocerías modernas. “De todas las satisfacciones que trae el éxito, pocas pueden compararse con la posesión de un Master”, dijimos entonces en su material promocional. ¿Por qué? ¿Qué supuso Master 35 para el transporte de pasajeros y para nuestra casa?

Master 35, primera carrocería Castrosua en Europa

Master 35 es el quinto modelo de carrocería registrado por Castrosua; su diseño se inició en el año 1983 y su producción comenzó en 1985. Antes de la llegada de Master 35, nuestra firma ya había lanzado al mercado las carrocerías Cometa (1964), Arosa (1969), Brisa (1980) y Stela (1982). Todas ellas, como puedes leer en este blog, contribuyeron a la evolución y prestigio de Castrosua, pero las carrocerías Brisa (1980) y Master 35 (1985), concretamente, cosecharon una acogida espectacular y muy buenas cifras de ventas. Con ellas empezó una época dorada para Grupo Castrosua y, en consecuencia, se produjeron nuestras primeras exportaciones.

La carrocería Master 35 de Castrosua fue la primera en pisar suelo extranjero: en el año 1989, vendimos dos unidades de este modelo a un cliente portugués. La expansión internacional de Castrosua prosiguió, en principio tímidamente, con la venta a principios de los 90 de varias unidades de nuestras carrocerías a países como Rumanía y Francia. Este segundo, precisamente, adquirió en 1996 unas 24 unidades del modelo Master 35, llegando uno de ellos hasta la isla de Martinica. “Il fait partie de la légende Castrosua. La qualité partout où vous regardez” (Forma parte de la leyenda Castrosua. Calidad donde quiera que mires); así dimos a conocer nuestro vehículo en el país vecino.

 

A día de hoy, como ya hemos compartido con vosotros, las carrocerías de Castrosua están en las carreteras de muchos lugares del mundo continuando con la senda de expansión internacional.

Características de la carrocería Master 35 de Castrosua

Si, en 1980, el autocar Brisa destacaba en su carta de presentación una “elasticidad brillante” que el pasajero notaría “desde la primera curva”, el autocar Master 35 nació con expectativas más allá de contar con una estructura de calidad y un esqueleto elástico, fuerte y regio. Las principales características de construcción del vehículo Master 35 eran una longitud de carrozado de 12 metros, una altura de 3,5 metros, una capacidad de maleteros de 10 + 11 metros cúbicos (según bastidor) y una altura interior libre de 2 metros.

Castrosua bendijo además al modelo Master 35 con la tecnología más innovadora, una dotación que sin duda condicionó su equipamiento exterior, su equipamiento interior y sus extras más relevantes.

Del equipamiento exterior de la carrocería Master 35 de Castrosua destacaríamos…

  • Defensa delantera moderna, con acceso a la rueda de repuesto.
  • Embellecedores de ruedas.
  • Puertas delantera y trasera de una hoja desplazable neumáticamente, con cerradura de seguridad y sensibilización.
  • Mejoras en cristales, con la incorporación de parabrisas laminado inastillable de una sola pieza, en parsol verde, y con cristales laterales y parabrisas trasero templados en parsol verde.
  • Pintado exterior de alta calidad y mayor dureza, con pintura de dos componentes.
  • Molduras en aluminio anodizado para evitar la corrosión.
  • Espejos retrovisores desmontables.

En el material informativo y promocional del mismo modelo se señalaban estos puntos fuertes de su equipamiento interior:

  • Canalizaciones ensambladas con portapaquetes, haciendo conjunto.
  • Revestimiento en paño de techo, costados, canales y portapaquetes.
  • Suelo forrado con laminado plástico con soporte de fibra. Alfombra en zona de pasillo.
  • Estribos enmoquetados. Alfombra de goma fácilmente desmontable.
  • Madera en costados, techos y portapaquetes.
  • Pilares revestidos con piezas de espuma.
  • Cortinas laterales plisadas.
  • Mamparas de protección de viajeros en el hueco de las puertas y detrás del conductor.
  • Extintores y botiquín homologado.
  • Bocinas neumáticas.
  • Cuadro de mandos de diseño modular. El salpicadero incorporaba una zona para el montaje opcional de una nevera.
  • Parasoles enrollables para zona de conductor y guía.
  • Butaca de conductor anatómica y tapizada en tela, de suspensión neumática.
  • Bodegas con luces, piso laminado plástico y laterales pintados, de alta resistencia al roce.
  • Caja de herramientas con cajón auxiliar.

 

Mejoras en iluminación y aplicaciones eléctricas

El autocar Master 35 incrementó asimismo el confort del pasajero mejorando su sistema de climatización (que, entre otras cosas, pasó a contar con dos claraboyas, dos extractores eléctricos y calefacción de agua y antivaho).

La comodidad del viajero también aumentó gracias a varios avances en la iluminación interior del autobús. La carrocería Master 35 de Castrosua incluía una luz individual para conductor y para guía, aparte de señalización específica de pasillos y de la zona de escalera. Toda la luz interior era de tipo fluorescente con penumbra incandescente.

Las mejoras en señalización exterior del Master 35, por otro lado, hicieron su conducción más amigable. Este modelo llevaba integrados faros halógenos de gran potencia y grupos ópticos traseros en la defensa, reforzando el equipo antiniebla trasero.

Como novedad, además, sobresalía el buen equipo de sonido de esta carrocería, equipado con antena, rectificador y altavoces de gran calidad; conductor y guía tenían asimismo un micrófono para dirigirse al pasaje. A mayores, el autocar Master 35 ofrecía la posibilidad de instalar un monitor de 20 pulgadas (con mueble soporte).

Entre los extras más significativos estaban las mesas, una nevera, una cabina con WC, aire acondicionado y cinturones de seguridad (el cinturón de seguridad pasó a ser de presencia obligatoria en 2007 en todos los autobuses, exceptuando los buses urbanos).

Llegada del piso bajo y de la carrocería CS-40 

No obstante, los mejores extras del Master 35 fueron la gran confianza que inspiró a las empresas de transporte y su dureza y durabilidad. Después de su lanzamiento, Castrosua se puso a estudiar y a trabajar en el diseño de nuevas carrocerías que continuasen modernizando el transporte público, pensando por ejemplo en la eliminación de barreras y en el desarrollo de plataformas de piso bajo. Así, entre mediados y finales de la década de 1980, nuestro grupo presentó el vehículo CS-30 y la popular y premiada carrocería CS-40. El modelo CS-40, fue lanzado en dos modalidades: CS-40 City, para el segmento urbano, y CS-40 Intercity, para dar servicio de cercanías. Este vehículo sobresalió desde el principio por su polivalencia y porque podía carrozarse sobre cualquier chasis, medida, combustible (diésel, biodiésel, GNC y GLP) y versión (piso normal, low entry y piso bajo integral). Todavía hoy muchos ciudadanos de España se suben a diario en los buses CS-40 City más actualizados.

 

La buena aceptación del CS-40 no hubiese sido posible sin ese cambio de mirada y perspectiva que implicó para Castrosua la salida al mercado del Master 35. Este primer Master (más tarde llegaría el 36) nos insufló ganas de seguir conociendo mundo y de posicionarnos como una carrocera a la vanguardia, con buenas ideas propias y con vehículos genuinos y con personalidad, como el Master 35. ¿Te gusta el carácter de esta carrocería? ¿Llegaste a conocerla como conductor o pasajero?